Gobernador reconoce desabasto de insulina, antihipertensivos y material de curación

Colima, México, Avanzada (12/06/2018).- El gobernador de Colima, Ignacio Peralta Sánchez  confirmó el desabasto de medicamentos que afecta al sector salud en la entidad.

Indicó que se tienen problemas para abastecer la insulina, medicamento que se utiliza para atender a los pacientes enfermos de diabetes y los fármacos que se administran a las personas hipertensas.

Así como material de curación, entre ellos, gasas, antisépticos, y materiales quirúrgicos.

El titular del ejecutivo señaló que desde el 2013, cuando al frente de la secretaría de Salud estaba Agustín Lara Esqueda, se detectó una inadecuada planeación, lo que ocasionó un abasto de medicamentos por debajo de las necesidades reales.

Dijo que hace algunos años, las licitaciones que se realizaron en sexenios pasados para adquirir medicamentos no pudieron concretarse debido a que la administración no contaba con los recursos económicos suficientes.

De acuerdo a medios de comunicación que reportaron la información, el gobierno de Colima invertirá 220 millones de pesos para la adquisición de medicamentos  que se destinarán en las 140 unidades y los seis hospitales de la secretaría de Salud.

El 29 de mayo, familiares de niños enfermos con cáncer denunciaron un nuevo desabasto de medicamentos en el  Instituto Estatal de Cancerología en la capital del Estado.

A través de las redes sociales, Gabriela denunció que desde diciembre de 2017 y hasta este mes de mayo se registró el desabasto del medicamento “Purinethol”, fundamental para evitar el crecimiento de las células malignas en los pacientes.

Indicó que debido a esa situación se acercaron a AMANC (Asociación Mexicana de Ayuda a los Niños con Cáncer de Colima IAP) quien los apoyó con la mitad del recurso económico para que los niños con cáncer pudieran tener el medicamento, el cual tiene un costo promedio de mil 700 pesos, y dura, aproximadamente 25 días, dependiendo de la dosis que requiera el menor.

Un día después la secretaría de Salud emitió un comunicado donde desmentía el desabasto.

En tanto, el pasado 13 de abril, el Hospital General de Manzanillo suspendió las cirugías programadas debido a que no contaban con el material quirúrgico para realizarlas.

Mientras que desde enero de este año, el Hospital Regional Universitario no realiza los exámenes que requieren los pacientes con problemas en la tiroides por falta de material.

Pese a los problemas de desabasto e irregularidades que se cometieron en la secretaría de Salud en el sexenio pasado, cuando estaba a cargo de la dependencia Agustín Lara Esqueda, el gobierno de Colima, a cargo de Ignacio Peralta,  no promovió ninguna acción penal o de responsabilidad en contra del funcionario anguianista.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*