Conecte con nosotros

LOCALES

Amnistía

Publicado

el

Compartir:

Cuando las Brujas del Mar lanzaron la convocatoria para el paro del día 9 de marzo las feministas fueron tomadas por sorpresa pues nunca imaginaron que sus enemigos les tomarían la palabra y les darían permiso para protestar.

Primero cayeron en el desconcierto, éste fue tan aturdidor que se convirtió en un gran trancazo –digamos trauma- que las condujo a la inmovilidad política y consecuentemente a la sujeción de su acción a lo que digan las empresas, Televisa y Tv Azteca; las cámaras y organizaciones empresariales, Coparmex y CCE;  los partidos políticos, PAN y PRI –PRD técnicamente existe pero de facto ya es historia-; las universidades, la mayoría ligadas de una u otra forma a la Estafa Maestra; y la Iglesia Católica.

Las consecuencias inmediatas son: la derecha asumió su agenda, les marcó el tono de la protesta y les marco la sincronización. 

¿Qué se evidencio en lo inmediato? Que las feministas carecen de una organización de carácter nacional que dé cuenta de una presencia física en todo el país, así como de una agenda también nacional que contenga las principales demandas que les dé unidad y fuerza para concentrarse en objetivos específicos y concretos de corto, mediano y largo aliento.

La convocatoria y el debate, en las redes sociales, tiene una ganadora indiscutible. Digamos que se sacó la lotería sin comprar boleto, se trata de Lilly Tellez. La senadora Tellez, histéricamente conservadora y rabiosamente antiprogresista es la principal beneficiaria de esta convocatoria, pues sus posturas conservadoras, reaccionarias y retrogradas van a la alza. Lo anterior es consecuencia de la reacción de la sociedad en su conjunto, frente a la violencia irracional y desproporcionada de las feministas y sus posturas misándricas que han dinamitado los puentes entre ellas y, toda la sociedad en general, y los hombres, en particular, que apoyamos sus planteamientos políticos.

La sociedad ve con simpatía su causa lo que no entiende es su histeria misándrica. Yo en lo personal percibo un enojo dramático de las “dirigentes”, que no de las mujeres en su conjunto. 

¿Por qué están tan enojadas? Sencillo, porque se acabaron los moches. He observado, algo que me llenó de asombro, su enojo es porque se acabaron los moches. Así de limitada es su visión del asunto.

Cuando el gobierno federal decide dar los apoyos en forma universal y directa a jóvenes, adultos mayores, campesinos y mujeres, también eliminó  a los intermediarios, sí eliminó a todos los gestores. Las organizaciones de la sociedad civil que intermediaban entre gobierno y ciudadanos no verán un cinco más.

Desde 2008 hasta 2018 los gobiernos de Calderón y Peña crearon diversas comisiones y unidades especiales para atender la violencia, trata, desapariciones y tráfico de niñas, niños y mujeres. Se crearon catorce programas de todos colores y sabores y se gastaron 2 mil 978 millones 547 mil 556 pesos –según constas en la Cuenta Pública- y la violencia continuó.

Rosi Orozco  una  típica activista contra la trata, tenía bajo su resguardo, el inmueble ubicado en la colonia Lomas de Barrilaco de la alcaldía Miguel Hidalgo (Ciudad de México), que tenía una superficie de 440 metros cuadrados y vale unos 21 millones 800 mil pesos, de acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR). Ella y su marido Alejandro Orozco eran dirigentes de la organización Casa sobre la Roca. Eso de ser activista tiene sus privilegios.

La Cuarta Transformación decidió no darles más dinero a los intermediarios o gestores. No era cosa menor lo que se les daba. No entienden que no entienden que se acabaron los moches y el “piquete de ojo”.

Los moralmente derrotados no dejaron pasar la oportunidad de aprovecharse de este desarticulado movimiento y vieron la posibilidad de hacer reales sus pronósticos de una sociedad polarizada. Que mejor que echar mano de las misándricas para hacer realidad la narrativa de una sociedad polarizada. La realidad es otra, el 85 % de ciudadanos apoyamos el desmantelamiento del neoliberalismo. La polarización es un falso discurso que pretende ser el freno de la lucha contra la corrupción y la violencia.

Los políticos de izquierda y de derecha sólo ven su oportunidad de aumentar sus bonos y la sociedad está pensando en cómo arreglar esta sociedad tan desgarrada en sus tejidos y sumida en una profunda violencia donde los jóvenes se matan por un sombrero.

¿Qué hay para lo inmediato?

Como todos se volvieron políticamente correctos –me refiero a los oportunistas de derecha- y han dado permiso para protestar, pero sin ceder un ápice de libertades, aprovechemos este armisticio oportunista de la derecha  y volvámoslo un respiro verdadero para aquellas mujeres que son víctimas del real Estado misógino. 

En México se presume que hay alrededor de 200 mujeres –cifra que puede llegar hasta 700-  presas injustamente por abortos espontáneos, por partos prematuros y por emergencias obstétricas. Debemos felicitar a los gobernadores, que se han sumado al paro, y pedirles que les otorguen la amnistía a todas estas mujeres presas y castigadas por un Estado misógino. Libertad pronta y expedita para estas mujeres presas injustamente.

Las feministas verdaderas deben de recuperar su agenda.

Las universidades –las involucradas en la Estafa Maestra- que dieron permiso para faltar el lunes 9 deben de devolver el dinero de la Estafa Maestra e invertirlo en guarderías para las mujeres universitarias. 

Con excepción de la Unam, ninguna ha hecho algo en concreto como respuesta a una verdadera solidaridad con la causa de las mujeres. Son sólo poses insultantes y ridículas que ofenden a una sociedad y  a sus mujeres.

Lamentablemente las mujeres no van a recuperar su agenda pues, contrario a lo evidente, su actitud de permisividad es una verdadera burla que las misandrias la tomaron en serio y lo patético de las condiciones de las mujeres se volverá todo un despropósito. La protesta será un puente dinamitado más.

El día diez todos podremos entonar las estrofas finales de La fiesta de Juan Manuel Serrat: “Se despertó el bien y el mal / la zorra pobre al portal/ la zorra rica al rosal/ y el avaro a las divisas.”

Un día más que las mujeres no saben qué hacer en un régimen de amplias libertades que no habíamos tenido nunca.  Y los moralmente derrotados, una vez más, serán objeto de su ridiculez producto de su ansiedad y perversidad. 

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.