Conecte con nosotros

LOCALES

El circo de Mario Anguiano

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (14/02/2020).- Derrotado jurídicamente en su lucha por no ser castigado por el mal manejo de recursos que le descubrió el Congreso del Estado, el exgobernador Mario Anguiano Moreno decidió recurrir a un método que le ha dado buenos resultados: la vía de la política populachera y la autovictimización.

Mejor ejemplo de esto no se había visto desde hace mucho tiempo, que la marcha realizada la tarde de este jueves desde el jardín de la colonia El Moralete hasta las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), donde había anunciado que iría a entregarse para que lo detuvieran, porque no tiene dinero para pagar la megamulta de 515 millones de pesos.

Desde su llegada al jardín ya era esperado por cientos de personas que llegaron, unas por sus propios medios y otras acarreadas en camiones o rutas del transporte urbano, que lo recibieron con porras, aplausos, abrazos y gritos.

Y él, con esa imagen de sentimentalismo sui generis a la que ya tiene acostumbrados a quienes lo conocen, repitió en múltiples ocasiones su agradecimiento de corazón a quienes lo vitoreaban como a un héroe popular incapaz de desviar ni un solo peso del dinero público.

Y desde el principio de la marcha, megáfono en mano y desde la caja de una camioneta, lanzó a sus seguidores la frase con la que pretendió llevarse la tarde: “¡Soy cabrón si algún actor político los quiere más que yo!”.

Con esta expresión, hizo recordar el “¡Si alguien los quiere a ustedes, hijo de la chingada, soy yo!”, lanzado en 2014 cuando lo abordó un grupo de trabajadores universitarios que se encontraban en plantón en el centro de la ciudad y él llegó montado en su caballo, antes de irse de peregrinación a Talpa.

La tarde de este jueves, acompañado por mujeres y niños humildes, hombres del campo y de la ciudad, jinetes, y hasta una mujer en silla de ruedas, Mario recorrió con un halo de inocencia las cuadras que lo separaban del jardín a la fiscalía, caminando detrás de una lona que gritaba a los cuatro vientos su rechazo a la persecución política de la que dice ser víctima.

Poco antes de llegar a la fiscalía abandonó el contingente presuroso y cruzó el camellón y la avenida para ir a saludar y abrazar a una comadre, que estaba en la banqueta mirando pasar la marcha lanzando expresiones de apoyo a Mario.

Encendió tanto los ánimos que durante el trayecto un hombre gritaba “¡Mario, que nos encierren a todos!”, una mujer exclamó “¡Que me metan a la cárcel en tu lugar!” y una niña abrazó desconsolada al exgobernador creyendo que iba a ser encerrado al llegar a la fiscalía.

Hábil como político que sabe ganarse al pueblo, Mario repitió hasta el cansancio durante la marcha el concepto de la amistad y el cariño, al tiempo que repartía sonrisas, abrazos a mujeres y hombres que le brindaban su apoyo.

No le queda de otra al exgobernador para tratar de salir lo menos raspado de la multimillonaria sanción que se le ha impuesto, que recurrir a hacerse pasar por víctima, luego de haber transitado en medio de un visible derroche y opulencia por el poder.

Compartir:

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

Universidad de Colima

AGREGADOS EL SEIS

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.