Nuevas agresiones contra Irinea Buendía, madre de víctima de feminicidio

Irinea Buendia. Foto: cimacnoticias.com.mx

Irinea Buendía Cortés, madre de Mariana Lima Buendía, víctima de feminicidio por parte de su esposo Julio César Hernández Ballinas, comandante de la Policía Judicial del municipio de Chimalhuacán, Estado de México, denuncia nuevas agresiones contra su familia y exige garantías de seguridad.

Irinea Buendía Cortés, es reconocida a nivel nacional e internacional por su lucha para lograr el acceso a la justicia, luego del feminicidio de su hija, quien fue asesinada el 28 de junio de 2010 a la edad de 28 años.

Con el acompañamiento del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) Irinea Buendía inició un largo caminar en busca de justicia que derivó en 2015 en la sentencia 554/2013 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) , en la que el tribunal ordenó que el caso -que había sido cerrado calificando la muerte de Mariana Lima como suicidio- se reabriera para que fuera investigado como feminicidio.

La nueva investigación encontró al esposo de Mariana Lima como responsable del feminicidio, por lo que fue aprehendido el 23 de junio de 2016, fecha desde la que se encuentra en prisión por dicho delito.

Recientemente, Julio César Hernández Ballinas fue trasladado al Centro Penitenciario Neza-Bordo en el Estado de México –lugar donde fue asesinada Mariana Lima y en donde su esposo se desempeñaba como policía judicial- . En este contexto se han perpetrado nuevas agresiones contra la familia de Irinea Buendía.

El pasado 12 de agosto, Aurelio Michel Buendía hijo de Irinea Buendía, fue interceptado por personas desconocidas cuando regresaba a su casa. Lo golpearon hasta que perdió el conocimiento, y mientras lo agredían le advirtieron: “Deja tu pinche juicio pendejo contra Ballinas”.

En ocasiones anteriores, Aurelio Michel Buendía ha sido acusado y detenido arbitrariamente por la supuesta portación de armas y por circular en vehículos reportados como robados. Dichas detenciones fueron realizadas sin ninguna orden de aprehensión, lo que evidencia la criminalización y persecución de las que son objetos las familias que buscan acceder a la justicia.

Actualmente el juicio contra Julio César Hernández Ballinas se encuentra en desahogo de pruebas y en espera del desarrollo de audiencia y de la sentencia condenatoria. En ese contexto el hostigamiento y amenazas contra Irinea Buendía y su familia se han hecho presentes.

LA CONFESIÓN

Cabe recordar que en 2010, Julio César Hernández Ballinas, informó a Irinea Buendía que Mariana Lima se había suicidado, sin embargo, un día antes, ella advirtió a su madre de la violencia que vivía por parte de su esposo, por lo que terminaría la relación y regresaría a casa de sus padres. Dicha confesión hizo que Irinea Buendía supiera desde un inicio que quien había terminado con la vida de Mariana era su propio esposo.

En su búsqueda de justicia Irinea Buendía ha sido objeto de agresiones y amenazas que la obligaron a desplazarse de manera forzada de su hogar. El nivel de riesgo de ella y su familia, ha ameritado la otorgación de medidas de protección del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

Y es que la sentencia lograda por Irinea Buendía y su familia, así como por su representantes legales, marca un precedente histórico para el caso de Mariana Lima y para las mujeres víctimas de la violencia feminicida en México, por lo que representa también el incremento del riesgo para quienes buscan que el feminicidio de Mariana Lima no quede impune.

Ante ello, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio manifiesta su preocupación por la vida e integridad física de Irinea Buendía Cortés y su familia. Irinea -además de la justicia para su hija- junto con otras madres y activistas defiende el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y lucha contra la obstrucción de la justicia en los casos de feminicidio en México.

En ese sentido, hacemos un llamado al Gobierno Federal, en particular a la Secretaría de Gobernación, a través del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y periodistas y al Gobierno del Estado de México para que a la brevedad:

-Realicen las acciones necesarias para salvaguardar la vida e integridad física y emocional de la defensora Irinea Buendía y su familia.

-Inicie las investigaciones necesarias para identificar y sancionar a los autores intelectuales y materiales de las agresiones contra Irinea Buendía y los integrantes de su familia.

-Implemente de manera cabal la sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que Mariana Lima, Irinea Buendía y su familia pueden acceder a la justicia.

-De la mano de las organizaciones no gubernamentales, impulsen acciones para abatir los feminicidios en el país, y de manera urgente en estados -como el Estado de México-, cuyos índices de violencia se acrecentan y prevalecen en la impunidad.


Atentamente,

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, conformado por 40 organizaciones de 22 estados del país.