Se registra coalición que pretende arrebatarle el gobierno de Colima al PRI y al PAN

Colima, México, Avanzada (19/01/2018).- La Coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena, PT y Encuentro Social solicitó su registro ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) para poder competir en la elección local donde se renovarán las 10 alcaldías y los 16 distritos electorales.

En este proceso electoral, es la primera coalición que solicita su registro de manera formal ante el órgano electoral a pesar de que el próximo 24 de enero vence el plazo legal para llevar a cabo dicho procedimiento.

La coalición “Juntos Haremos Historia”, la cual a nivel nacional impulsa las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia del país, pretende arrebatarles al PRI y al PAN los cargos que actualmente tienen en las alcaldías y diputaciones locales.

Durante su registro, el dirigente de Morena, Sergio Jiménez Bojado exigió al IEE apegarse a la normatividad y comportarse como un verdadero árbitro electoral en estos nuevos comicios.

Sobre todo solicitó que se apeguen a los principios legales de transparencia, objetividad, y que se aplique la ley cuando algún funcionario de gobierno, o partido político la violente.

Se espera que en las próximas horas, el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano presenten la coalición local, debido a que este jueves llegaron a los acuerdos en las candidaturas, tras la visita del precandidato a la presidencia, Ricardo Anaya.

En tanto, el PRI, PVEM y Nueva Alianza aún no han informado si competirán juntos en el proceso electoral, sin embargo, las negociaciones entre el PRI y el PVEM están avanzadas, sólo falta definir la participación de Nueva Alianza.

Se “dispara” el costo del cilindro de gas en Colima

Colima, México, Avanzada (17/01/2018).- Desde este 15 de enero el cilindro de 30 kilos de gas cuesta 615 pesos con 60 centavos, 20 pesos más de lo que se ofertó en las últimas semanas del 2017.

El costo del cilindro equivale casi a la totalidad del pago semanal que reciben los trabajadores de diferentes tiendas de convivencia en la entidad, así como los dependientes o despachadores de negocios que se encuentran en el centro de la capital colimense.

Desde finales de 2017, el costo del cilindro de 30 kilogramos registró un incremento en su precio de un 51 por ciento en comparación con el 2016.

En diciembre de 2016, el cilindro de gas costaba 401 pesos, sin embargo, 11 meses después, en noviembre de 2017, el costo osciló entre 592 pesos y 606, es decir que el aumento fue de 205 pesos, equivalentes a un 51 por ciento.

Sin embargo, en los primeros 15 días de 2018, el cilindro registró otro incremento y ahora se oferta en 615 pesos, y el precio puede seguir aumentando, según los repartidores de este hidrocarburo considerado como un producto básico en los hogares.

Desde enero de 2017, el precio del gas fue liberalizado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), es decir que el importe estará sujeto a la ley de la oferta y la demanda.

Tal liberalización implicó que al precio final del producto también se le añadieron los costos de logística y transporte de combustible, lo que generó variaciones mensuales y hasta semanales.

 

Industriales del ramo en Colima van por el aumento en el precio de la tortilla

Colima, México, Avanzada (10/01/2018).- Aunque la secretaría de Economía señaló que no existen condiciones para el aumento en el precio del kilo de la tortilla, los industriales afirman que el incremento al gas, la gasolina y la energía eléctrica son razones suficientes para aumentar aunque sea a un peso con cincuenta centavos el precio del producto.

El señor Salvador Moreno Gutiérrez, tortillero desde hace 25 años, afirmó que en estos primeros días de enero han respetado el precio que se estaba manejando en el 2017, sin embargo el incremento de los insumos necesarios para fabricar las tortillas los obligan a incrementar el precio.

Refirió que si bien aún no hay un acuerdo entre los industriales de la Masa y la Tortilla, se prevé que este aumento sea entre 1 peso y un peso con cincuenta centavos. Actualmente el kilo de totilla se vende en Colima, Cuauhtémoc, Villa de Álvarez, Comala, y Coquimatlán entre 15 y 16 pesos.

No obstante sentenció que en los municipios costeros el producto se oferta hasta en 18 pesos, debido a que en esa zona los insumos cuestan más caros que en el resto de la entidad.

Por su parte, en diversas entrevistas el líder de los Industriales de la Masa y la Tortilla en Colima, Guillermo Martínez Lucatero afirmó que en los últimos meses el gas registró un incremento de un 30 por ciento, “y es un producto necesario para nosotros”.

Refirió que en los próximos días estarán llegando a acuerdos para determinar el incremento del kilo de la tortilla y afirmó que se defenderán en caso de que la Profeco pretenda multarlos, como se mencionó a inicios de año cuando se anunció el posible incremento en el precio del produto.

Reprograman cirugía de Victoria, urgen 250 mil pesos

Colima, México, Avanzada (28/12/2017).- La cirugía de Victoria Zamora Gaytán, una menor de cinco años de edad que padece una tumoración maligna en el cerebro, se reprogramó para el próximo martes 2 de enero debido a que su familia todavía necesita reunir 250 mil pesos para lograr los 400 mil pesos que costará el procedimiento médico.
Lo anterior fue informado por la mamá de la menor, Damaris Gaytán Gutiérrez, quien explicó que este jueves se tenía programa la cirugía, sin embargo ésta fue cancelada debido a que aún no lograr reunir el dinero que se requieren para solventar la intervención.
Este martes, los padres de la niña anunciaron a través de redes sociales la urgencia de que los médicos intervinieran quirúrgicamente a la menor originaria de Buenavista en el municipio de Cuauhtémoc, pero debido a que no contaban con el dinero suficiente para ello, solicitaban el apoyo de la ciudadanía.
Al llamado acudieron familiares, amigos de Damaris y Raúl, padres de Victoria, quienes a través de donaciones económicas, en especie, o por medio del boteo en las calles principales del municipio de Cuauhtémoc lograron reunir 150 mil pesos.
Damaris Gaytán Gutiérrez escribió la noche de este miércoles en su red social de Facebook, “Acabamos de contar el dinero recaudado, de verdad estamos muy felices y agradecidos por la respuesta de la gente”.
“A los que botearon, a todos los que han venido a traer su aportación, a los que nos han estado haciendo envíos, a los que donan y rifan cosas para apoyarnos... Muchas gracias a todos de todo corazón... Se reunieron $150,000, por desgracia la cirugía se tuvo que posponer porque aún no se completa la cantidad, pero estoy segura que lo vamos a lograr para que Victoria sea intervenida el martes 2 de enero... GRACIAS DE TODO CORAZÓN, GRACIAS!”.
Amigos de la familia anunciaron que este jueves 28 de diciembre estarán boteando en las principales calles y avenidas de la capital colimense, además, algunos comerciantes del municipio de Cuauhtémoc están ofertando sus productos por medios de promociones especiales y el dinero que se recaude estarán donándolo a la familia de Victoria.
También se reciben donaciones a través del número de cuenta interbancaria 021090040603529377 del banco HSBC a nombre de Raúl Zamora Luna, para recibir las donaciones económicas de la ciudadanía.
Victoria fue reconocida como “Soldado Honorifico” el pasado 28 de abril en las instalaciones de la Vigésima Zona Militar de la entidad por su lucha contra el cáncer.

Testimonio de una futura trabajadora social


La decisión de haberme venido a estudiar el Bachillerato con Carrera Técnica en Trabajo Social a la escuela “Vasco de Quiroga” significó un gran cambio en mi vida. Soy originaria del municipio de Tolimán, Jalisco, que está ubicado en la zona transvolcánica, así que podría decir que “me estaba viniendo a estudiar a otro lado”. A otro estado, Colima, lo cual significaba que me alejaría de mi familia por una temporada, estaría viviendo prácticamente sola, con la responsabilidad de administrar el dinero, de lavar, cocinar, cuidarme, estudiar y de esforzarme por mí misma. A empezar a ver por mí, de manera más independiente de mis padres. Sabía que tenía que poner todo mi esfuerzo y dedicación, ya que mis padres estaban depositando todo en mí. Alejarme de mi familia no fue fácil, me costó trabajo, los extrañaba, sentía mucho su ausencia.

Al principio me sentía sola sin nadie con quien contar aquí en el “Vasco”. Sólo tenía a mi familia, pero no estaba físicamente cerca de mí para apoyarme en esos momentos, quizá esto permitió un lazo más fuerte entre ellos porque buscaban los medios para estar cerca a pesar de la distancia, pues aunque antes yo vivía con ellos a diario, no había la conexión que tenemos ahora. Hoy confirmo lo importante de no dejarnos vencer y quedarnos abajo, sino por el contrario, debemos salir adelante y sacar nuestro potencial, eso lo aprendí aquí.

Formo parte del Grupo Comunitario de la escuela que responde bien a mis necesidades económicas. Ser parte de éste me ha brindado aprendizajes significativos en estos dos años y medio que llevo aquí. He creado amistades, he aprendido de muchas chicas con quienes convivo a diario, así como de la sabiduría compartida de la madre Sabina quien es la encargada del grupo y que a pesar de ser una persona mayor, tiene esa resiliencia, ese aguante y esa alegría de soportarnos, a veces le hacemos enojar; le hacemos pasar por malos ratos, y ella se mantiene firme. Ofrezco disculpas si yo le he hecho pasar más de alguno. Más bien yo digo que la madre Gisela aguantaría un poco más de esos disgustos. Estar en el Grupo Comunitario me ha permitido ser tolerante, enfrentar pequeñas dificultades con diferentes personalidades, como sabemos todas somos diferentes y en ocasiones llegamos a tener pequeños roces, al convivir con compañeras que les cuesta trabajo ser responsables con sus tareas y deberes, puesto que venimos de contextos diferentes.

En esos momentos nos dicen que debemos apoyarnos entre nosotras mismas, solidarizarnos con la compañera para que pueda mejorar, crecer y alcanzar lo mejor. Puede que cueste trabajo, pero que al final servirá para alcanzar una mayor autorrealización. He aprendido mucho y sigo aprendiendo todavía más, pues me falta camino por recorrer, sin duda alguna puedo decir que estoy trascendiendo al venirme al “Vasco de Quiroga”. Si algo tengo presente desde mi experiencia en el Comunitario es la frase de Ansel Grum: “Nadie le hace daño a uno, más que uno a sí mismo”, y esto es verdaderamente cierto. Puedo decir que les agradezco a esas personas con quienes más me constaba convivir, el haberme ayudado a comprender la importancia de no permitir dañarme o cambiar mis principios y tomar seguridad propia.

Anteriormente no me daba cuenta de las grandes capacidades y cualidades que tenía, me sentía menos, me sentía inferior a muchas más en cuestiones físicas e intelectuales, pero gracias a Dios, al apoyo de mi familia y a este caminar de estudiante que pude descubrirlas; me di cuenta de lo que era capaz, tomé más seguridad en mí misma, mi autoestima subió, así como mi propia confianza. Descubrí que tenía facilidad de palabra, de elaborar trabajos escritos, que era más inteligente de lo que yo pensaba, demostrármelo a mí misma y creyendo en que podía.

Es importante tener en nuestras vidas la trascendencia, saber salir adelante, ver los retos y dificultades como una oportunidad para crecer como personas y como profesionales. El haberme venido a estudiar al “Vasco” me cambió completamente, puedo decir que soy otra, una chica que aprovecha su inteligencia; que tiene capacidad de expresión de la palabra, que puede sintetizar de manera clara lo que dice el maestro, la maestra; el texto que leo. El “Vasco” reforzó mis valores de joven, me volvió más humana, me hizo buena para discutir con fundamentos, me permitió abrirme al análisis del mundo, conociendo la realidad social a través de las experiencias de prácticas. Y al mismo tiempo me hizo actuar con disposición, humildad y sencillez.

Mi concepción de la vida, del mundo y hacia la realidad ha cambiado conforme he ido estudiando y viviendo los diferentes procesos de prácticas. En el primero pude percatarme de los diferentes problemas que hoy en día tenemos, la realidad de los diferentes trabajadores, tanto ambulantes como en comunidades o empresas, de cómo viven económicamente, de manera personal y familiar, cómo la deshumanización se deja ver en todos los procesos productivos. La práctica nos permitió ver más allá de nuestros ojos o de los prejuicios sociales, observando las diferentes problemáticas sociales, como la desintegración familiar, las adicciones: drogadicción, alcoholismo, tabaco, la inseguridad por mencionar algunas.

Vivir el proceso de prácticas comunitarias durante año y medio me permitió aprender a trabajar en equipo. Sabemos que en ocasiones nos resulta difícil el realizar trabajos de este tipo, al principio si enfrentábamos dificultades, no concordábamos, no todas aportábamos igual y eso truncaba nuestra labor, pero de algún modo pudimos llegar a esa comunicación, convivencia y aportación, tanto, que realizamos un proceso comunitario exitoso, no sólo en una comunidad, sino en dos, nosotras asistimos a la comunidad de Los Colomos, ubicada en Comala, y que su población interactúa con Laguna Seca que está prácticamente pegada a Los Colomos, un rio es lo que los divide nada más. Tuvimos que realizar gestiones con los líderes de la comunidad, tanto educativos como políticos, conocimos los sistemas que conforman la comunidad, estuvimos trabajando con la metodología de Silvia Galeana de la O y en todos estos sistemas palpar carencias de carácter social, económico, político y cultural, de cómo viven las personas más vulnerables de la jerarquía social que tenemos hoy en día y que tristemente muchas veces juzgamos o hacemos menos, sabiendo que esa es la gente a la cual debemos servir según nuestra profesión como Trabajadoras Sociales, y eso es cosa de diario donde quiera que estemos, no sólo en horario escolar, aprendí a valorar la riqueza que los caracteriza como comunidad solidaria, comprensiva, dedicada, trabajadora y comprometida, a ver lo que en verdad importa y a tenerlo presente. Este proceso nos permitió interactuar con las personas y aprender de manera recíproca, fue un proceso muy satisfactorio y grato.

Aparte de toda esta experiencia escolar, estar aquí me abrió la oportunidad de asistir a misiones invitada por las Misioneras de la Eucaristía, yendo a comunidades del Estado de Jalisco: Tehutlán, El Alpizahuat y Tenango. Tratando con diferentes realidades, observando cómo vivimos en un mundo lleno de odio, de rencor, de inseguridad, de temor, de desconfianza, sin solidaridad, igualdad, hermandad, sin compromiso, pero al mismo tiempo descubrir en las familias la esperanza, el amor, la fe. Me di la oportunidad de descubrir la diversidad de humanos que somos y cómo cada uno de nosotros contribuimos en la construcción de esta realidad en la que vivimos, y que muchas veces no hacemos nada para cambiarla, que somos pocos los que en verdad nos interesa hacer un cambio, que no nos interesa sólo tener un título, un trabajo o la vida asegurada. Sino que comprendemos lo que es vivir en comunidad.

Allá afuera me topé con muchos Trabajadores Sociales que no llevan el título, y otros que sí lo llevan y no parecen tenerlo, esto me hace reafirmar mi intención de transformar en la medida que yo pueda desde donde esté, dando siempre lo mejor de mí para transformarme y transformar como es la esencia del Trabajo Social, en un proceso de formación constante.

He tenido la oportunidad de participar en trabajos por parte de la escuela como lo fue la experiencia en Chavinda Michoacán, donde asistimos a apoyar en “El buen samaritano”, que es la Pastoral Social de Chavinda coordinada por parte de las Misioneras de la Eucaristía, con la aplicación de cédulas socioeconómicas a personas mayores, donde pudimos observar las diferentes realidades que viven las personas mayores, como lo son el abandono familiar, la carencia económica y enfermedades. Me permitió adquirir mayor experiencia y habilidad para realizar trabajos de campo, así como aprender de las personas que se organizan para brindar un servicio comunitario, compromiso y gratitud con los estudiantes y profesionales que les acompañan. También tuve la oportunidad de asistir al Congreso de Trabajo Social en Cuernavaca, Morelos, lo cual resulta muy enriquecedor, ya que te permite observar diferentes intervenciones de Trabajo Social, diversas experiencias, diferentes formas de trabajo, es una oportunidad para enriquecernos prácticamente y teóricamente que en un futuro próximo nos podrán servir.

Todo esto me ha llevado a ser una persona que se exige más, pero más por aprender, por crecer, por trabajar, por dar más de sí misma, de ser mejor cada día como hija, compañera, amiga y estudiante, pero principalmente de esforzarme por servir a los demás, de tener esa vocación de lo que es ser Trabajadora Social en “Vasco de Quiroga”, que lo que importa es la vocación, la esencia, el servir y los recursos con sentido de equilibrio y justicia. Cada día que pasa intento tomarlo como una nueva oportunidad para trabajar y crecer.

Aprecio mucho la calidad de maestros y maestras que he tenido, puedo decir con orgullo que he tenido maestros con gran sentido y espíritu de servicio y de enseñar sin esperar nada a cambio, muchos de ellos me han enseñado como personas y como profesionales, su compartir ha servido para enriquecerme en la formación y lo sigo haciendo, han permitido ampliar más mi campo de conocimiento con un enfoque más crítico, analítico; a cuestionar la realidad mirando más allá de lo que parece, esta escuela se caracteriza con el enfoque humanista existencial que busca desarrollar al hombre y la mujer como potencial de su crecimiento positivo, el autorrealizarse en acciones que den sentido a su vida y el servicio a los demás.

Mi propuesta para mejorar la formación en esta escuela es a Nivel Técnico, porque desconozco en licenciatura, que haya unificación en los lineamientos para que los maestros se pongan de acuerdo en lo que van a decir sin contradecirse, porque suele suceder y nos confunden, y así haya una mayor claridad y comprensión de los contenidos. Pero reconozco también que la institución “Vasco de Quiroga” con todo su personal, desde el directivo hasta el de mantenimiento, es de completa satisfacción ya que son personas con ese toque de humanismo, que se ve que hacen su trabajo con amor y con pasión, como don José, que cada vez limpia canta y saluda a todo mundo, o don Raúl que de igual manera siempre tiene un saludo para todo aquel que ve pasar; o Yessi que está trabajando con una tranquilidad y alegría, a veces la escucho cantar, o la señora de la tienda que con gusto nos da de comer, aun cuando nos tiene amontonados escuchando 10 órdenes a la vez, no cabe duda que “Vasco de Quiroga” se caracteriza por quienes lo conformamos.

Sabemos que Margarita Septién era una mujer que buscaba la inclusión de la mujer, de mejorar las condiciones de vida de las comunidades, de las personas más vulnerables, que buscaba transformar la realidad a beneficio de las clases más bajas, ella es un claro ejemplo de Trabajadora Social, así como muchas más, por ello puedo decir que me siento parte de un proyecto creado para transformar conciencia, de ser luz y vida en los pueblos.

* Alumna de quinto semestre de la carrera técnica en la Escuela de Trabajo Social “Vasco de Quiroga”