Se denunciaron 335 delitos sexuales en Colima en 2017

 

Colima, México, Avanzada (11/01/2018).- Durante el 2017 se denunciaron 335 delitos contra la libertad y la seguridad sexual en Colima, además, cinco mujeres fueron procesadas por el delito de aborto.

Los datos anteriores se encuentran en los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el cual se alimenta de los reportes mensuales que emiten las Procuradurías de los Estados.

Desde el pasado mes de diciembre, el Secretariado incluyó dentro de la estadística mensual de delitos del fuero común, las denuncias por aborto, hostigamiento, acoso, abuso, violación simple o equiparable.

En el reporte correspondiente al 2017 aparece que en Colima se denunciaron 168 casos de abuso sexual, 31 de ellos se cometieron en noviembre; 12 casos de hostigamiento sexual, 97 violaciones simples y 4 violaciones equiparables.

No hay ninguna denuncia por acoso sexual, incesto y existen 54 carpetas de averiguaciones por “otros delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexual”, sin embargo en la información no se detalla cuáles son los delitos que se encierran en este apartado.

En el apartado denominado delitos que atentan contra la vida y la integridad, aparece por primera vez las denuncias que la PGJE en Colima recibió por el delito de aborto.

Los datos muestran que en el 2017 se abrieron cinco carpetas de averiguaciones contra mujeres que interrumpieron su embarazo.

En febrero, marzo y abril, se denunció un caso cada mes, mientras que en agosto el Ministerio Público recibió 2 denuncias.

El Código Penal del Estado de Colima establece en su artículo 140, que “a la mujer que se procure el aborto o consienta en él se le aplicarán de dos a cuatro años de prisión y multa por un importe equivalente de cincuenta a sesenta días de salario mínimo”.

En tanto, el artículo 141 del Código Penal contempla cuatro causales bajo las cuales no será castigado el aborto: cuando sea ocasionado culposamente por la mujer embarazada; se practique dentro de los tres primeros meses de embarazo y éste sea consecuencia de violación o de alguna técnica de reproducción asistida indebida; cuando de no provocarse el aborto con el consentimiento de la mujer embarazada, esta corra peligro de muerte o afectación grave a su salud a juicio del médico que la asista, procurando éste la opinión de otro médico.

La última causal refiere que se podrán interrumpir el embarazo, cuando se practique con el consentimiento de la mujer embarazada y a juicio de dos médicos exista razón suficiente para suponer que el producto presenta alteraciones genéticas o congénitas que den por resultado el nacimiento de un ser con trastornos físicos o mentales graves.