Presentan queja por represión durante la visita presidencial a Colima


Colima, México, Avanzada (08/01/2018).- Vladimir Parra Barragán, presidente del Consejo Estatal de Morena, presentó ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) una queja contra elementos del Estado Mayor Presidencial y de la Policía Estatal, a quienes acusó de haber reprimido una manifestación pacífica de ciudadanos que expresaban su rechazo por la visita del presidente Enrique Peña Nieto al estado.

El pasado viernes 5, mientras el jefe del Ejecutivo federal estuvo en el municipio conurbado de Villa de Álvarez para entregar el hospital Materno Infantil y celebrar el Día Nacional de la Enfermera y el Enfermero, alrededor de 15 activistas se manifestaron en la Glorieta de los Perritos Bailarines en protesta por el “sexenio del terror” atribuido a Peña y contra las alzas a los precios de la gasolina, el gas y la energía eléctrica.

Sin embargo, denunciaron haber sido agredidos por policías antimotines y elementos de la guardia presidencial, quienes también los encapsularon y mantuvieron “secuestrados” por alrededor de dos horas.

Este mismo lunes, el organismo humanitario colimense se declaró incompetente para atender la queja, debido a que entre las autoridades señaladas como responsables se encuentra una de carácter federal, por lo que decidió remitir el expediente del caso a la CNDH.

Tras la presentación de la queja ante la CDHEC, a la que se le dio trámite bajo el número de expediente 008/18, Parra Barragán declaró que entre los manifestantes se encontraban militantes de Morena, de Movimiento Ciudadano, de colectivos feministas, del magisterio y ciudadanas y ciudadanos sin partido.

Refirió que los elementos del Estado Mayor Presidencial trataron de impedir en un primer
momento el acceso de los manifestantes a la glorieta, los empujaron, amenazaron y violentaron, pero una vez que lograron llegar los cercaron y retuvieron.

“Nos fueron quitando terreno y nos impidieron salir —narró—; nosotros ya habíamos cumplido el objetivo de manifestarnos, nos queríamos ir, nos tuvieron retenidos, secuestrados o privados de nuestra libertad alrededor de dos horas y media, no nos dejaron salir hasta que terminó el acto del presidente”.

Parra Barragán expuso que en Colima “sigue la violencia, siguen los asesinatos, sigue el crimen organizado y no vemos ningún despliegue de esta fuerza cuando hay mucha violencia en Colima, entonces sí nos indigna al ver que se despliegue todo un operativo contra diez o quince manifestantes”.

Por su parte, el titular de la CDHEC, Sabino Hermilo Flores Arias, informó a Parra que la queja será remitida a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), puesto que el Estado Mayor Presidencial es una instancia federal que asumió la logística y operación de las acciones.