Crece número de colimenses con ingreso laboral menor al valor de la canasta básica

Slogan de campaña del gobernador de Colima José Ignacio Peralta Sánchez.

Colima, México, Avanzada (08/11/2017).- Aunque en su reciente comparecencia la secretaria de Desarrollo Social, Valeria Elizabeth Pérez Manzo, destacó que en el periodo 2014-2016 cinco mil colimenses salieron de la pobreza extrema, datos oficiales revelan también que en el último año creció en Colima el número de personas con ingresos laborales menores al valor de la canasta básica.

De acuerdo con datos del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), presentado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política del Desarrollo Social (Coneval), en el periodo del segundo trimestre de 2016 al segundo trimestre de 2017 hubo un aumento de 3 por ciento en el ITLP, “es decir, los ingresos laborales de las personas son menores al valor de la canasta alimentaria”.

Además, añadió, en el mismo periodo​ disminuyó la ​capacidad de compra del ingreso laboral en 1.2 por ciento, en tanto que con respecto a la e​volución del valor de la canasta alimentaria que cada mes publica el Coneval, a nivel nacional se observa que e​ntre junio de 2016 y junio de 2017, el valor de la canasta alimentaria ha crecido, aproximadamente, 8.1 por ciento en zonas rurales y 7.5​ por ciento en zonas urbanas​.

Desde 2010, el Coneval utiliza la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que aplica el Inegi, para observar trimestralmente la evolución del poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares y analizar si aumenta o disminuye el porcentaje de la población cuyos ingresos laborales son insuficientes para adquirir la canasta alimentaria.

No obstante, aclara que el ITLP, en el que se basa para realizar la estimación, no constituye una medición de pobreza, toda vez que no integra todas las fuentes de ingreso ni todas las dimensiones de la medición oficial, pero sirve como señal preventiva de corto plazo sobre la situación del ingreso laboral de las familias en relación con el costo de la canasta alimentaria.

Por su parte, en su comparecencia de este miércoles ante el Congreso del Estado, durante la glosa del Segundo Informe de Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez, la titular de la Sedescol dio a conocer que según datos del Coneval, del 2014 al 2016, las personas que se encontraban en pobreza extrema en Colima, pasaron del 3.4 a 2.6 por ciento, lo que significa que 5 mil 100 personas salieron de esta condición.

Asimismo, comentó que con información del Inegi a través del levantamiento de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares en México, realizada de agosto a noviembre en 2010, 2012, 2014 y 2016, muestran que entre 2014 y 2016 disminuyó la pobreza en el estado de Colima, al pasar de un 34.3 a 33.6 por ciento.

De la misma manera, Pérez Manzo señaló que Colima tuvo una reducción en 5 de 6 carencias sociales entre 2014 y 2016, destacando como las más importantes la carencia por acceso a la alimentación en 4.3 puntos porcentuales; la carencia por acceso a la seguridad social en 4.2 puntos porcentuales; el rezago educativo con 1.2 puntos porcentuales; la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda en 1 punto porcentual y la carencia por acceso a los servicios de salud con 0.8 puntos porcentuales.

Mencionó que la carencia que representa un desafío para la entidad es la del acceso a calidad y espacios en la vivienda, ya que registró un incremento de 0.5 puntos porcentuales en el último periodo. Además, indicó que se redujo el porcentaje de la población vulnerable por carencias sociales de 33.2 por ciento en 2014 a 31.3 por ciento en 2016.

Destacó que las metas del Plan Estatal de Desarrollo para el 2021, es eliminar la pobreza extrema en Colima, reducir en 30% la carencia alimentaria y 25% la desnutrición infantil.