Gobierno de Colima hace trampa en el presupuesto: "reporta menos de lo que realmente recibe", advierte diputada

Colima, México, Avanzada (24/11/2017).- La diputada de Movimiento Ciudadano (MC), Leticia Zepeda Mesina advirtió sobre las “trampas” que realiza el gobierno del Estado en el proyecto de presupuesto de cada año, “porque presupuestan menos recursos de los que realmente reciben y ese excedente lo usan a discrecionalidad, sin que nadie fiscalice”.

La legisladora explicó que lo anterior quedó evidenciado, una vez más, en el análisis que realizó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en donde documentó que en el 2016, el gobierno de Ignacio Peralta Sánchez gastó 19 por ciento más de lo que le autorizó el Congreso local.

La diputada colimense refirió que en su caso, esa situación la había advertido cuando el Congreso aprobó la Ley de Adquisiciones, “ahí observamos que el gobierno del Estado podía realizar movimientos de algunas partidas hacia otras partidas y que eso no generaba ninguna repercusión porque la ley lo permitía”.

Sentenció que cuando detectó esa situación, su postura la hizo pública en el Poder Legislativo, “cuestionamos que si esos movimientos se iban a hacer a voluntad y a criterio del Ejecutivo, ¿Cuál es el papel del Congreso?, ¿Para qué envían un presupuesto que van a estar modificando a voluntad?, pero como siempre hay una mayoría en el Congreso que le permite al gobierno esos excesos”.

Indicó que al percatarse de lo que permitía la Ley de Adquisiciones decidió darle seguimiento al tema y fue así como detectó que el Gobierno del Estado presupuesta recursos por debajo de lo que realmente recibe, “y así con ese importe más bajo nos envían el proyecto de presupuesto al Congreso, pero en realidad reciben más ingresos de los que nos reportan y ese excedente lo gastan a su criterio, a discrecionalidad”.

Para Leticia Zepeda la situación es grave e incluso tramposa, debido a que el gobierno del Estado engaña en su proyecto de presupuesto y reporta ingresos más bajos de los que realmente capta.

“Ese dinero que se usa como excedente lo utilizan a voluntad, sin informar a los diputados, sin informarlo a la ciudadanía, y sin rendir cuentas claras, porque de manera específica no aparece dentro del presupuesto”.

Zepeda Mesina lamentó la situación en la que se encuentra el Congreso del Estado, “este Poder no es capaz de señalar la forma tramposa en la que se ejercen los recursos públicos, a la oposición nos dejan sin la información, por ejemplo, desde hace dos semanas se entregó el presupuesto para el 2018 y es hora, que por lo menos a mí no me lo han entregado, a pesar de que lo he pedido en reiteradas ocasiones, y se aprueba el 30 de este mes, ¿cree que se puede analizar con tan poco tiempo?, es trampa lo que hacen”.

El pasado 22 de noviembre, AVANZADA publicó que en términos generales, Colima ejerció un presupuesto 19 por ciento más de lo autorizado por el Congreso local para el ejercicio fiscal 2016, el primer año de Gobierno de Ignacio Peralta Sánchez.

Los datos anteriores se desprenden del análisis que realizó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el cual título Evaluación del Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IEEG 2017) que está disponible en la página de internet de dicho instituto.

El informe que fue presentado la semana pasada a nivel nacional, refleja que Colima registró variaciones en sus gastos, sin que el Poder Legislativo exigiera transparencia en el uso de los recursos y explicaciones ante esas situaciones.

El informe completo puede leerse en la siguiente liga: http://imco.org.mx/finanzaspublicas/#!/indice-de-informacion-del-ejercicio-del-gasto/documentos

 

Jueza federal exoneró a Arnoldo Vizcaíno de cargos de sabotaje y provocación del delito


Colima, México, Avanzada (24/11/2017).- El líder campesino Arnoldo Vizcaíno Rodríguez fue absuelto de los delitos de sabotaje y provocación pública para cometer un delito, de los que había sido acusado por la Administración Portuaria Integral del Puerto de Manzanillo, por haber encabezado frente a sus instalaciones una protesta contra el alza al precio de los combustibles.

En la audiencia de imputación, realizada este día en la Sala 1 del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Colima, la jueza de distrito Lorena Josefina Pérez Romo resolvió el sobreseimiento de la causa penal 143/2017 tras considerar que el agente del Ministerio Público Federal no aportó datos de prueba para desvirtuar la presunción de inocencia del acusado.

Por lo tanto, en una diligencia que se prolongó por cuatro horas, la juzgadora federal dictó auto de no vinculación a proceso. Por la gravedad del delito de sabotaje, que se castiga con una pena de 2 a 20 años de prisión, una resolución contraria había implicado prisión preventiva oficiosa.

En su papel de presidente de la organización Productores Unidos por Colima (PUC), Arnoldo Vizcaíno había participado el pasado 12 de enero en una manifestación contra el llamado gasolinazo frente a los accesos del Puerto de Manzanillo, anunciada en los días previos a través de una rueda de prensa que fue difundida en los medios de comunicación.

Con base en una nota de un portal de internet, donde se reprodujeron las declaraciones de Vizcaíno, la API lo acusó de provocación pública para cometer un delito, tipificado en el artículo 208 del Código Penal Federal, y después de la protesta lo denunció por supuesto sabotaje, tipificado en el artículo 140 del mismo ordenamiento.

En relación con el delito de sabotaje, la jueza resolvió que si bien se acreditó que el líder campesino estuvo en ese lugar, que se realizó la protesta y se entorpeció el funcionamiento de una empresa de participación estatal como es la API, el MPF no acreditó que Arnoldo Vizcaíno con la protesta haya tenido la intención directa de trastornar la vida económica del país.

De acuerdo con Lorena Josefina Pérez, ese es un “elemento importantísimo” que implica un dolo directo, considerado en el artículo 140 del CPF, para el que el MP debió haber presentado datos de prueba contundentes, pero “no escuché un solo dato de prueba de ello”.

Sobre la provocación pública para cometer un delito, la juez dijo que sí hubo una convocatoria a través de la nota, pero no fue para cometer un delito.

A lo largo de la diligencia judicial oral, la defensa y el MP se enfrascaron en una discusión sobre diversos aspectos de forma, como la personalidad jurídica de quienes presentaron la denuncia, algunas inconsistencias y contradicciones de documentos notariales, informes de investigación y dictámenes de supuestos daños económicos derivados de la protesta.

Así también, la defensa basó una parte de su estrategia en argumentos constitucionales, tratados internacionales y tesis de la Suprema Corte de Justicia de la Nación relacionadas con los derechos a la manifestación y libre expresión de las ideas.

La gran mayoría de los elementos y alegatos presentados por ambas partes fueron desechados por la jueza por considerar que no formaban parte de la materia de esa diligencia, y basó su decisión en la ausencia de datos de prueba sobre la intencionalidad de la manifestación.

No obstante, la juzgadora reivindicó el derecho a la libertad de manifestación al expresar que “el sistema penal mexicano no es para reprimir la protesta social”.

Al cierre, Arnoldo Vizcaíno hizo uso de la voz para reconocer “el profesionalismo del que nunca dudé sobre el desempeño del Poder Judicial de la Federación”.

Más de 19 mil colimenses sobreviven con menos de 80 pesos al día

Casa consumida por el fuego en Villa de Álvarez, Colima, los habitantes no eran propietarios del predio y fueron desalojados por la autoridad.

Colima, México, Avanzada (24/11/2017).- En Colima, 19 mil 300 personas viven con un salario mínimo al día o incluso menos, lo que les impide comprar alimentos básicos para su alimentación, a pesar de que destinen todo el recurso económico con el que cuentan para ello.

El recurso que obtienen estas 19 mil 300 personas es tan bajo, que aunque todo el dinero que obtienen los destinaran a comprar alimentos, no podrán adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana, por lo que estarán expuestos a enfermedades como anemia, leucemia, diabetes.

Lo anterior se desprende de los datos que dio a conocer el Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social (Coneval) en el 2016, quien señaló que la pobreza extrema se había reducido en la entidad en los últimos dos años.

La información muestra que en Colima, en el 2010, había 16 mil 700 personas en pobreza extrema, mientras que en el 2012 esa cifra se ubicó en 27 mil 400 colimenses, en el 2014, 24 mil 400 personas, y en el 2016, 19 mil 300.

Este último dato refiere que aunque la pobreza extrema se redujo en el estado en los últimos cuatro años, aún existen 19 mil 300 colimenses que viven en condiciones precarias, y que sobre viven ganando al día menos de 80 pesos, que es el costo del salario mínimo actual.

Incluso, el año pasado, AVANZADA documentó que los adultos mayores a los que se les retiró la pensión del Gobierno del Estado sólo tenían entre 30 y 40 pesos para vivir diariamente, es decir, medio salario mínimo al día.

El mismo Coneval señala que una persona se encuentra en pobreza extrema cuando: “tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índice de Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo. Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana”.

 

Mexicanos perdieron entre el 80 y 90 por ciento de su poder adquisitivo

 

Colima, México, Avanzada (23/11/2017).- En las últimas dos décadas el poder adquisitivo de los mexicanos, entre ellos los colimenses, perdió entre 80 y 90 por ciento y no existen condiciones que permitan recuperar la economía familiar.

Lo anterior fue señalado por la secretaria general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Graciela Larios Rivas, quien señaló que el salario mínimo aprobado para el siguiente año es insuficiente para costear las necesidades básicas de los trabajadores.

Además, advirtió que este incremento de 8 pesos al salario desencadenará que los productos vuelvan a subir de precio, “incluso vemos que al cierre de año, o al inicio del nuevo año hay nuevos incrementos en los precios de los productos”.

La secretaria general de la CTM refirió que el incremento del salario mínimo a 88 pesos no le va a resolver el problema a una familia, “salvo que trabajen tanto el esposo como la esposa, ahí podrían recuperarse”.

La cetemista sentenció que este incremento es insuficiente para aquellos que ganan el salario mínimo, “pero nosotros en la CTM, los trabajadores ninguno gana el salario mínimo, ganan por arriba, algunos hasta más de tres salarios, esta asignación nos ayuda a los dirigentes a negociar las prestaciones”.

Sin embargo, sentenció que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos aún le sigue debiendo a los trabajadores mexicanos, el establecer un salario remunerador, “un salario remunerador para una familia de 4 personas tendría que ser de 200 pesos diarios, por lo menos”.

Luego sentenció que la pérdida del poder adquisitivo de los mexicanos se empezó a registrar desde la época de los años ochenta, sin embargo, aún no se ha podido recuperar, “aquí la ventaja de los que están organizados, por ejemplo la CTM, es que buscamos prestaciones colaterales que le ayuden al trabajador, no nada más el salario, también bonos, por ejemplo”.

Por último sentenció que el incremento del salario será insuficiente para aquellos que no están organizados en sindicatos, “que es un sector importante de la población”.

Ayer AVANZADA publicó que en Colima en estos 17 años se perdieron mil 262 empleos que pagan más de 5 salarios mínimos (unos 6 mil pesos quincenales al valor actual).

En Contraste, en el 2000 y el 2017, se crearon 13 mil 986 empleos que pagan menos de un salario mínimo, esto es un salario quincenal de mil 200 pesos.

Gobernador pretende gastar 43 mdp discrecionalmente en publicidad en 2018

Colima, México, Avanzada (23/11/2017).- La delegada del PRD en Colima, Martha Zepeda del Toro consideró indignante y grave que el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez haya gastado en publicidad 188 por ciento más de lo que le había autorizado el Congreso local.

Refirió que la información proveniente del análisis que realizó el Instituto Mexicano de la Competitividad, muestra que el titular del Ejecutivo gastó 33 millones 500 mil 807 pesos, cuando se le habían autorizado únicamente 12 millones 500 mil pesos.

Es decir que el mandatario estatal decidió gastar 21 millones de pesos más de lo presupuestado, “y por si fuera poco, para el próximo año pide más, quiere gastar poco más de 43 millones para repartirlo a discreción”.

Zepeda del Toro advirtió que estas cifras no sólo son una muestra más del derroche insensato del dinero público, “implica la manipulación y el ataque a la libertad de expresión y de información”.

La perredista insistió que este asunto es grave, indignante e insostenible en un gobierno que no atiende las necesidades inmediatas de los colimenses.

En ocasiones anteriores la perredista cuestionó el derroche de los recursos públicos por parte del Gobierno de Ignacio Peralta Sánchez y solicitó al Congreso local que asuma su responsabilidad y evite el dispendio del presupuesto de los colimenses.

Ayer se informó que El Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2017, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), reporta que durante el año 2016 el gobierno de Colima registró un sobre ejercicio de 188% en el gasto de comunicación social y publicidad.

El estudio señala que 26 estados del país incurrieron en erogaciones superiores al monto presupuestado, entre los que Colima se ubicó en el décimo primer lugar, después de Puebla, Zacatecas, Sinaloa, Chiapas, Guerrero, Tamaulipas, Veracruz, Nayarit, Campeche y Sonora.