Nacho ya superó a Mario en homicidios


Colima, México, Avanzada (21/08/2017).- En los primeros 21 meses del actual sexenio ya fue rebasado el número de homicidios dolosos cometidos a lo largo de los seis años del gobierno anterior en Colima, de acuerdo con los registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Según esa fuente oficial, en el sexenio que encabeza José Ignacio Peralta Sánchez —cuyos primeros cien días correspondieron al interinato de Ramón Pérez Díaz— hasta el 31 de julio de este año se abrieron 976 carpetas de investigación por homicidio doloso, 36 más que las 940 registradas durante toda la administración de Mario Anguiano Moreno.

Si bien durante el actual sexenio se han contabilizado ya mil 144 víctimas de homicidio doloso en Colima, no fue posible compararlas con el número de víctimas del anguianismo porque el SNSP sólo presenta esos datos a partir de 2014, en tanto que en los años anteriores sólo se informan cifras de carpetas de investigación abiertas, que pueden corresponder a una o más víctimas.

Conforme a las estadísticas del SNSP, en julio de 2017 se registraron 97 asesinatos en la entidad, casi igual a los 99 ocurridos en junio, por lo que en los primeros siete meses del presente año ya suman 478 los homicidios.

Con estas cifras, Colima se mantiene en el primer lugar nacional de incidencia de homicidios dolosos, con una tasa de 53.22 casos por cada cien mil habitantes, casi cinco veces más que el promedio nacional, que es de 11.49 y muy por encima de su más cercano perseguidor, Guerrero, que registra una tasa de 37.48.

En las siguientes posiciones se encuentran Baja California (30.63), Sinaloa (28.67), Baja California Sur (28.65), Chihuahua (23.80) y Morelos (19.23). En los últimos lugares de homicidios dolosos están Yucatán (1.47), Aguascalientes (3.10), Hidalgo (3.97), Campeche (4.71) y Querétaro (4.90).

Víctor Manuel Cárdenas, un poeta defensor de los derechos de las mujeres

Colima, México, Avanzada (09/08/2017).- En sus últimas horas de conciencia, el poeta Víctor Manuel Cárdenas dedicó parte del tiempo a dos de los temas que marcaron su vida pública: la literatura y el activismo a favor de los derechos de las mujeres.

La tarde del miércoles 2 de agosto conversó telefónicamente por casi 40 minutos con la escritora Guillermina Cuevas, su amiga entrañable, a quien le expresó su entusiasmo por la nueva generación de poetas colimenses cuya publicación de sus obras él estaba impulsando a través de la colección “Parota de sal”, de la que era coordinador.

Durante la mañana del jueves 3 se reunió con las hermanas Carmen y Clementina Nava Pérez, fundadoras del Centro de Apoyo a la Mujer (CAM) que él presidía, con quienes comentó el preocupante aumento de feminicidios en Colima e intercambió puntos de vista sobre estrategias para empujar la aplicación de la Alerta de Violencia de Género (AVG) activada en junio anterior para cinco municipios del estado.

Poco tiempo después, alrededor de las 18 horas de ese jueves, el poeta sufrió un derrame cerebral —el segundo en menos de dos años— que terminó por causarle la muerte la mañana del domingo siguiente. Le sobreviven su esposa, Marisol López Llerenas Zamora, su hija y su hijo. Apenas un mes antes, el 5 de julio, había cumplido 65 años de edad.

Autor de una docena de libros publicados entre los años 1980 y 2015, Víctor Manuel Cárdenas recibió a lo largo de su trayectoria diversos premios nacionales e internacionales por su obra. Entre éstos destacan el Premio Nacional de Poesía Joven “Elías Nandino” (1981), el Nacional de Poesía “Ramón López Velarde” (2007), el Interamericano de Literatura “Carlos Montemayor” (2014) y el Premio Colima al Mérito en Artes (2016).

Sus principales poemarios son A la hora del fuego (1980), Zona de tolerancia (1989), Ahora llegan aviones (1994), Poemas para no dejar el cigarro (1999), Grandeza de los destellos (2003), Micaela (2008), Noticias de la sal (2012) y Bertha mira el infinito (2015). Algunos de ellos han sido traducidos a idiomas como alemán, francés, inglés, italiano, neerlandés o portugués.

A juicio de Guillermina Cuevas, quien mantuvo una amistad de cincuenta años con Cárdenas —desde que ambos ingresaron al Bachillerato 1 (entonces único) de la Universidad de Colima—, el poeta dejó tras su muerte “una obra muy vasta, muy hermosa, que tiene como esencia a Colima en todos los sentidos: en su flora, en su fauna, en las costumbres familiares, en los absurdos, en el poder político, en la injusticia; todas esas emociones, anhelos y sentimientos están en la poesía de Víctor”.

En suma, dice Cuevas, Víctor Manuel Cárdenas “fue honesto y nunca quiso esconder o velar situaciones familiares que podrían ser criticadas, fue directo a lo que es en verdad la vida, y en ese sentido yo creo que es una obra muy importante en la que entregó a Colima con mucho fervor todo lo que escribió; la poesía puede ser tan universal, pero si lo vemos detenidamente podemos reconocernos los colimenses en ese espacio, en ese contexto”.

De acuerdo con el poeta Carlos Ramírez Vuelvas, actual secretario de Cultura del gobierno estatal, con su última obra publicada, Bertha mira el infinito, Cárdenas evocó los momentos postreros de su madre a través de “un volumen tejido con jirones de la infancia y los recuerdos de una mujer convencida en llamar las cosas por su nombre” y sorprendió “uno de los momentos de madurez de su obra poética”.

A su vez, el escritor Avelino Gómez escribió en el diario digital Avanzada que el domingo pasado murió “el mejor poeta mexicano que Colima haya visto nacer, vivir y escribir en los últimos sesenta años”.

Expuso: “Victor Manuel Cárdenas se entregó y cantó a esta tierra con total compromiso con la poesía, pero también con la realidad. Sus poemas están anclados en el sentir de varias generaciones, en los acontecimientos nacionales y en los pequeños milagros cotidianos. Siendo fiel a la tierra, como se declaró Víctor en el título de una antología hecha a su gusto y medida, consiguió tocar y tañer el espíritu colimense que es, también, el de todo mexicano”.

Con estudios de Historia en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Cárdenas fue desde 1982 miembro de consejo de redacción de la revista Tierra Adentro, de la que también fue director en el periodo de 2001 a 2008.

En Colima, fue coordinador de la colección de poesía “Parota de sal”, un proyecto iniciado en 2012 conjuntamente por la Secretaría de Cultura estatal, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la editorial Puertabierta Editores.

En cinco años se imprimieron doce títulos, la mayoría de poetas jóvenes, y Víctor Manuel Cárdenas dejó revisados y listos para su publicación dieciocho poemarios, que se encuentran en lista de espera.

“Esperamos que este trabajo que le costó mucho esfuerzo se vea concretado pronto; su última etapa fue muy hermosa porque estaba muy preocupado por las siguientes generaciones, creo que ese trabajo va a ser como una extensión de su propia obra”, refiere Guillermina Cuevas.

En entrevista, cuenta que en la última conversación telefónica que sostuvo con el poeta, éste le dijo que estaba cansado y creía que el calor lo estaba afectando, pero aún así se mostró emocionado por el descubrimiento de autores jóvenes colimenses que en su opinión estaban evolucionando de manera muy positiva.

Aunque buena parte de su tiempo lo dedicó a promover a los jóvenes, también contribuyó al rescate de autores colimenses de generaciones anteriores, al promover la reedición de obras de Juan Macedo López, Felipe Sevilla del Río o Rigoberto López Rivera.

Pero no había descuidado su obra propia. “La poesía siempre fue su prioridad, se perdió de muchas fiestas familiares, dedicaba mucho tiempo a la escritura; la última vez que hablamos me platicó que estaba escribiendo un poema muy extenso con una imagen que le provocó un tlacuache una noche cuando iba camino a su casa; supongo que estaba trabajando también en otros libros de poesía”, dice Cuevas.

Uno de los proyectos de Víctor Manuel Cárdenas, añade, era publicar sus obras completas y ya se encontraba en pláticas con una editorial española, pero estaba en proceso de recaptura de sus primeros libros, de los que no existen archivos electrónicos.

“Siempre entre bromas y cuestiones familiares, hablábamos de trabajo, de lo que estaba haciendo, de lo que planeaba hacer; el optimismo fue una de las grandes cualidades de Víctor. Después de la primera crisis de salud que tuvo estaba lastimado, pero se empeñó en seguir trabajando con mucha vehemencia, no quería aceptar que tenía esas limitaciones”.

En diferentes etapas, Cárdenas ocupó puestos públicos en áreas de cultura de Chiapas y Colima, e incluso intentó incursionar en la política cuando en el año 2000 fue candidato ciudadano del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a presidente municipal de Colima, pero según Cuevas esta última “fue una experiencia muy terrible para él, vislumbrar la política no fue una forma de vida que le hubiera gustado, sufrió un desencanto y un desgaste”.

Abunda: “Algunos en Colima le adjudicaron un poder político que nunca tuvo, creo que si podríamos hablar de un defecto de él fue su honestidad, expresar su opinión abiertamente muchas veces le costó etapas de desempleo, pero siempre la poesía lo sustentó”.

De la cercanía que existió entre ella y Cárdenas, comenta:

“Muchas veces me hizo prólogos, presentó mis libros o yo presentaba los de él, era una especie de complicidad y apoyo; también tenía la confianza conmigo y me daba un libro para que le revisara y sugiriera algunas precisiones o correcciones; siempre fue una obra muy compartida e intereses comunes, una fraternidad, una manera de compartir incluso también la vida familiar, la crianza de los hijos, reuniones”.

Después de su añeja amistad, Guillermina Cuevas dice que la muerte de Víctor Manuel Cárdenas constituye para ella “un dolor muy intenso todavía, espero que con el tiempo pueda yo aceptar todo esto. Para mí va a ser siempre un amigo, amigo de mi familia, de mis hijas, de mis nietos. A las pocas horas de que nació mi primer nieto, ya estaba Víctor abrazándolo, como ensayando su abuelidad también. Para mí él es tal vez el amigo más cercano en el sentido de que el trabajo nos unió siempre, la amistad, el cariño y los afectos”.

Además de su obra poética y su labor como promotor cultural, otra faceta destacable de Víctor Manuel Cárdenas fue su labor como defensor de los derechos de las mujeres.

Clementina Nava Pérez, coordinadora de Comunicación del Centro de Apoyo a la Mujer (CAM) “Griselda Álvarez”, afirma que Cárdenas realizó un trabajo muy importante dentro de la lucha feminista.

“Quizás suene extraño decir que un hombre tenga un lugar en esta parte de la historia de Colima, pero sí me atrevo a decir que con esa mentalidad de avanzada, esa apertura que tuvo hacia la lucha por los derechos de las mujeres, no hay más que decir que deja una huella sumamente profunda en lo que ha sido el curso del feminismo en el estado”.

Nava Pérez recuerda que el poeta estuvo ligado al CAM desde su fundación en 1983 y siempre se mantuvo presente en los momentos buenos y en los momentos críticos de la institución, sobre todo en la época en que corrió el riesgo de desaparecer debido al retiro del presupuesto y a los ataques desde el gobierno.

Desde 2006 hasta su muerte Cárdenas fue presidente del comité directivo de la asociación, desde donde participó “aportando con sus ideas orientadoras, críticas, con su sensibilidad, con su gran inteligencia y sobre todo con ese don de ser solidario, generoso y entusiasta; al CAM le va a hacer muchísima falta, definitivamente fue un pilar muy importante y una gran fortaleza”, comenta Nava.

En los últimos años, él mismo proponía renovar el comité directivo, consideraba que ya no debería estar al frente, pero de acuerdo con la activista “Víctor ejercía su liderazgo en el CAM de una manera muy respetuosa, ni siquiera se podía pensar que daba algún tipo de lineamiento, era sobre todo un gran acompañante en las decisiones que la asamblea tomaba o en las decisiones de la directora”.

Clementina Nava considera que el hecho de ser poeta y creador le dio a Cárdenas la posibilidad de ser sensible también a la problemática que viven las mujeres en Colima.

“No creo que pudiéramos desligar una cosa de la otra: su sensibilidad de estar y habitar en este mundo conmocionado y en este mundo revuelto le daba un sello particular a esa forma de ser, de crear y de estar tan cercano a los problemas de las mujeres, aunque es un hombre excepcional en ese sentido, porque no todos los creadores tienen ese acercamiento”.

Añade: “Yo digo para que un hombre y un poeta pueda hacer lo que Víctor hizo en toda su trayectoria, tiene que ver también con su historia particular de vida, sus relaciones familiares con su madre, de la cual escribió Bertha mira el infinito, un libro maravilloso; fue un personaje extraordinario y lo vamos a seguir llorando, lo vamos a seguir extrañando durante muchos años y lo vamos a seguir manteniendo en la memoria viva del CAM porque le dio muchísimo”.

El día en que sufrió el derrame cerebral, Cárdenas estuvo en el CAM entre las 10:30 y 12:30 horas, en reunión con la directora, Carmen Nava Pérez, y con Clementina. Esta última describe esos momentos:

“Estuvimos justamente platicando sobre el contexto de Colima, la realidad violenta, lo que se ha generado a partir de la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género, viendo distintas estrategias de cómo abordar ese asunto; se veía perfecto, yo traigo un problema de meniscos en mi rodilla y antes de levantarse de su silla volteó y me dijo en tono de broma: ‘ya ves, ya me contagiaste lo de la rodilla, ya me empezó a doler a mí’, fue lo único que comentó y dijo que ya se tenía que ir. Tuvimos la gran fortuna de despedirnos de él de esa manera, de una manera cariñosa, amable y educada como él siempre lo hacía, y tener esa fortuna de haberlo visto”.

Nava considera “una gran pena que Víctor se haya ido tan pronto, pero como los grandes se fue dejando una obra poética de las más importantes de los últimos años en México; sus poemas le van a seguir cantando a la vida, al amor y al dolor, en su obra hay muchos poemas dolorosos, pero otros son luminosos, muy bellos”.

Refiere que además del trabajo en el CAM, se había generado una relación muy estrecha que iba mucho más allá de la lucha por los derechos de las mujeres.

“Fue un extraordinario amigo, muy generoso y cercano que siempre nos compartía sus logros; recientemente a mí me había mandado un poema, no sé si sea el último, pero es un poema filosófico muy grande en el sentido de lo que dice, es un poema doloroso, profundo, pero a la vez bello; próximamente a lo mejor lo podrán editar, no lo sé, pero tuve la fortuna de que me lo mandara pidiéndome que lo leyera y le diera mi opinión; en mi respuesta le comenté: ‘Yo qué te puedo decir, maestro, esto es una fregonería’. Así era la relación de nosotros hacia él y de él hacia nosotros, con un amor de amigos, una amistad muy profunda”.

Anticipa que aún con el duelo, el CAM empezará a planear un homenaje para Víctor Manuel Cárdenas en todas sus facetas, no solamente como defensor de los derechos de las mujeres o como aliado del feminismo, sino también como poeta y como ser humano.

Por lo pronto, este jueves 10 la Secretaría de Cultura estatal llevará a cabo el primer homenaje al poeta, en el Teatro Hidalgo de esta ciudad, en el que participarán con lectura de poemas los autores de la colección “Parota de sal”, así como Guillermina Cuevas. Se tiene prevista la asistencia de los escritores Eduardo Casar y Jesús Morales Bermúdez.

Diario de Colima y medios vinculados a Videgaray, favoritos de Nacho en publicidad oficial



Colima, México, Avanzada (20/06/2017).- Medios de comunicación propiedad de familiares y de empresarios cercanos a aliados políticos del gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, han sido los principales beneficiarios de la asignación de publicidad oficial del gobierno del estado.
A lo largo de 2016 y en el primer cuatrimestre de 2017, la administración estatal ha gastado 32 millones 751 mil 086 pesos en propaganda gubernamental, de los que casi la tercera parte (9 millones 300 mil 280 pesos) fue destinada a medios de comunicación del grupo mexiquense Mac Multimedia y al periódico Diario de Colima, este último propiedad del empresario Héctor Sánchez de la Madrid, tío del jefe del Ejecutivo colimense.
Según información proporcionada por la Coordinación General de Comunicación Social, en respuesta a una solicitud realizada por un ciudadano vía transparencia, empresas del consorcio Mac Multimedia, de los hermanos Luis Ernesto y Anuar Maccise Uribe, ocupan el primer lugar en la lista de proveedores de publicidad del gobierno de Colima, con un monto de 4 millones 800 mil pesos.
Esta cantidad se desglosa de la siguiente manera: Radio Capital, un millón 800 mil pesos; Capital News, 900 mil; EfektoTV, 900 mil; y Mac Ediciones, un millón 200 mil.
Relacionada con el Grupo Atlacomulco, del que forman parte el presidente Enrique Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray Caso, la familia Maccise es una de las que han crecido empresarialmente bajo el amparo del peñanietismo, de acuerdo con una investigación publicada por Proceso en septiembre del año anterior.
El vínculo probable del gobernador José Ignacio Peralta con ese grupo empresarial del Estado de México es su excompañero en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Luis Videgaray, quien desde la Coordinación de la Transición Gubernamental de Peña Nieto promovió al colimense para ocupar la subsecretaría de Comunicaciones de la SCT y, años después, la candidatura del PRI a gobernador.
Un reportaje de AristeguiNoticias reveló por su parte que Luis Videgaray registró su nombre ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) a través del abogado José Antonio García Herrera, quien es a la vez apoderado legal del consorcio Mac Multimedia y editor responsable del periódico Capital México y de ocho ediciones locales de este medio, así como de Mac Ediciones y Publicaciones.
En el segundo lugar de la lista de proveedores de publicidad al gobierno estatal durante 2016 y los primeros cuatro meses del presente año, se encuentra el Diario de Colima, con un total de 4 millones 500 mil 280 pesos. El dueño de este periódico es hermano de la madre del gobernador Ignacio Peralta.
Les siguen Radio Turquesa, con 2 millones 900 mil 881 pesos; Radiorama, 2 millones 896 mil 600 pesos; los diarios Ecos de la Costa y El Correo de Manzanillo (de la misma empresa), con un total de 2 millones 819 mil 220 pesos; el grupo radiodifusor local Promolevy, un millón 751 mil 747 pesos; Televisora de Occidente (Televisa), un millón 740 mil pesos; El Noticiero Manzanillo, un millón 453 mil 330 pesos, y El Mundo desde Colima, un millón 257 mil 600 pesos.
Entre los portales digitales que mayores recursos han recibido en ese mismo periodo por publicidad oficial se encuentran AFmedios, un millón 119 mil pesos; ColimaNoticias, 844 mil 060; La Voz de Colima, 487 mil 200; Archivo Digital, 243 mil 600; Colima al Día, 162 mil 400; y Freshradio, 160 mil.
El gasto de la administración de José Ignacio Peralta en publicidad oficial mantiene una tendencia a la alza, pues mientras durante todo el año 2016 se ejerció un presupuesto de 19 millones 875 mil 719 pesos, en los primeros cuatro meses de 2017 se erogaron 12 millones 875 mil 367 pesos, por lo que si se mantiene este ritmo, al finalizar el presente año podrían gastarse más de 38 millones de pesos, esto es, el doble que el año pasado.
Además, existen diferencias notables en los criterios de la distribución de la publicidad oficial realizada en el sexenio anterior, de Mario Anguiano Moreno, y en los inicios de la administración de José Ignacio Peralta.
De acuerdo con un análisis del gasto del gobierno anguianista en publicidad durante los años 2012 y 2013, realizado por este reportero en el libro Periodismo bajo censura, los medios privilegiados en ese tiempo fueron los diarios Ecos de la Costa y El Correo de Manzanillo, que eran propiedad del ahora fallecido exrector de la Universidad de Colima y exsecretario general de Gobierno, Jorge Humberto Silva Ochoa, que en su conjunto recibieron 6 millones 600 mil pesos, poco más de la mitad del monto destinado a periódicos y 13 por ciento del gasto total en publicidad oficial en esos dos años.
En cambio, el Diario de Colima, que en esa época mantenía un enfrentamiento con el gobierno de Anguiano, sólo recibió 201 mil 200 pesos por compra de publicidad en ese periodo.
Tv Azteca Colima, que en el periodo peraltista no aparece entre los proveedores de publicidad, en los años 2012 y 2013 recibió 4 millones 440 mil pesos, una cifra ligeramente superior a la de Televisa Guadalajara. De igual manera, la radiodifusora La Mejor FM había encabezado la lista de emisoras receptoras de publicidad en la muestra del sexenio de Anguiano, con 3 millones 062 mil 400 pesos, a diferencia de ahora que tampoco aparece.
En sus primeros años, el gobierno de Mario Anguiano canceló la publicidad oficial e instrumentó boicots publicitarios contra los diarios Milenio Colima y Avanzada, así como la revista de este mismo nombre, lo que provocó la desaparición del primero y de las versiones impresas de los segundos, que mantuvieron su versión digital.
Frente a esto, en octubre de 2012 el director general de Avanzada, Juan Gabriel Moctezuma Castellanos, interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) por violación de los derechos a la libertad de expresión y a la información.
Más de cuatro años después, en diciembre de 2016, el organismo emitió una recomendación al gobierno estatal en la que consideró violados esos derechos y solicitó al Poder Ejecutivo expedir un reglamento con criterios claros y objetivos para la contratación de publicidad oficial, en los que no se tome en cuenta la orientación editorial de los medios para la asignación de la publicidad.
A seis meses del envío de la recomendación, ésta no ha sido cumplida.

Don Fabián hizo su último recorrido con el rostro molido a golpes y un corazón que dejó de latir

Colima, México, Avanzada (06/06/2017).- Los rostros enlutados por la tragedia mostraban la tristeza de perder a un amigo, a un compañero a manos de la delincuencia.

Sus rostros también mostraban la indignación, el coraje, la frustración y la incertidumbre de no saber qué sucederá con ellos cuando salgan a trabajar porque no hay autoridad que les garantice su seguridad, como le pasó a Fabián Mundo de 72 años de edad, quien el sábado pasado fue asaltado y asesinado cuando estaba terminando su jornada laboral a bordo de la ruta 13A.

Por eso hoy los amigos de don Fabián Mundo no lo dejaron solo en su último recorrido por las calles de la capital del Estado. A las 8 de la mañana la carroza fúnebre salió de la colonia Mirador de la Cumbre, dónde vivía el chofer asesinado, rumbo a Palacio de Gobierno.

Los transportistas iban atrás como guardianes vigilantes, sus lágrimas y gritos de reclamo por la inseguridad que vive Colima fueron apagados con el sonido de sus cláxones, que retumbaron al unísono justo afuera del Palacio, donde ninguna autoridad salió a recibirlos, a montarle guardia al féretro, al hombre que perdió la vida en manos de delincuentes, quienes por robarle el dinero de la jornada laboral, le propinaron un fuerte golpe en el rostro que le causó la muerte.

Durante unos minutos el cuerpo sin vida de don Fabián permaneció afuera de la sede del Poder Ejecutivo, ante los ojos de sus familiares, amigos y desconocidos que pasaban extrañados por el lugar.

Durante esta estancia en Palacio de Gobierno, los choferes amigos de Don Fabián recordaron que era la segunda vez que lo asaltaban, sin embargo, la primera vez que se enfrentó a los asaltantes tuvo que darles el dinero, “y eso ocasionó que los patrones le descontaran de su sueldo lo que le quitaron, porque a menos que llegues golpeado no te creen que te asaltaron y te obligan a pagar lo que no entregas”, dijo uno de los trabajadores del volante.

Poco antes de las nueve de la mañana el cortejo fúnebre partió al Templo de Villa de Álvarez donde se celebró la misa de cuerpo presente, antes de llegar a su destino la carroza paró afuera de la presidencia municipal de Villa de Álvarez, donde tampoco fueron atendidos por la alcaldesa o alguna autoridad municipal.

Al término de la misa, don Fabián regresó a la capital de Colima, acompañado de sus amigos los choferes y sus familiares, esta vez para dirigirse a Casa de Gobierno, esa ruta la hacía con frecuencia, sin embargo hoy la recorrió con el rostro molido a golpes, y con un corazón que dejó de latir.

Ante la ausencia de estrategia, la inseguridad recrudecerá en Colima: General Gallardo

 

Fotografía tomada de Facebook.

Colima, México, Avanzada (16/05/2017).- El futuro de Colima en materia de seguridad es complejo, porque, “para resolver el problema, primero hay que aceptar el problema e Ignacio Peralta ha hecho todo lo contrario, hasta quiere protestar por la forma en la que están midiendo los índices delictivos en la entidad”.

Lo anterior fue señalado por el general José Francisco Gallardo Rodríguez, estudioso en los tema de seguridad en el país, y quien explicó que Colima padece un crisis de seguridad que se agudizará porque no existe, por parte del gobierno del Estado y los municipios, estrategias para revertir los hechos delictivos.

Indicó que por el contrario, en Colima existen zonas que están abandonadas, entre ellas la parte norte de Manzanillo y Minatitlán, “a donde acudí recientemente y pude percatarme de la pobreza y el abandono que existe en este lugar por parte de la autoridad”.

Explicó que este ejemplo es fundamental para entender que mientras no se mejore el entorno social, el tema de seguridad no puede funcionar en un estado como Colima, que carece de políticas adecuadas para la correcta impartición de la justicia.

Insistió que las políticas públicas de atención en materia de salud, empleo, educación, servicios adecuados de agua, drenaje, no se están cumpliendo, cuando tendrían que ser acciones prioritarias.

“Por lo tanto esta no aplicación de la justicia va a romper el tejido social y eso es grave, porque una sociedad bien conformada, impide que el crimen se infiltre y que se propague y eso no sucede en Colima”.

El General expresó que por el contrario, el gobierno de Peralta está tratando de pelear con el secretariado Ejecutivo por la forma en la que se está presentando la incidencia delictiva, que coloca a Colima como el estado más violento del país.

“Es decir, cómo se va a resolver un problema si los encargados de atenderlo no reconocen el problema, para empezar desde ahí estamos mal y por eso digo que la inseguridad se va a recrudecer”.

LA AUTORIDAD NO ESTÁ LEGITIMADA

Luego, explicó que los municipios tampoco tienen claro el papel constitucional que tiene en materia de seguridad, “están perdidos, vemos a los cabildos que no saben ni cómo actuar, ni qué hacer cuando ellos también tienen un papel prioritario”.

Insistió que la correcta aplicación de la justicia fortalecerá el tejido social y para ello se necesita que se impulsen políticas públicas para garantizar los servicios adecuados de agua, luz, drenaje, educación, empleo, salud.

Más adelante puntualizó que el Gobierno tendría que convocar a una mesa en donde estén claras las funciones en materia de seguridad que tiene cada uno de los involucrados.

“La seguridad va de la base a las cúpulas, no al revés como se intenta hacer en Colima, porque en el sistema de seguridad mexicano la base principal es el municipio, pero los municipios están descuidados, no saben qué hacer”.

Después expuso: “yo lo que sugiero es que haya una convocatoria por parte de la autoridad donde converjan las instituciones de seguridad, salud, las barras y colegios, estudiantes, todos los involucrados participen en aras de resolver este asunto”.

“Cuando se defina qué se va a hacer, entonces, todos deben tener claro que se tocarán intereses de carácter económico, y de poder, pero para hacer esto, se requiere una autoridad legitimada y en Colima no sucede eso, porque todos sabemos que la primera elección (de junio de 2015) fue comprada y la segunda (enero de 2016) se centró en una disputa entre dos candidatos y por eso vemos resultados tan desastrosos como los actuales”.

Insistió que ante esa falta de legitimidad, Ignacio Peralta Sánchez no reconoce el problema de seguridad que tiene el estado desde hace más de un año, cuando asumió el poder, “y esto muestra que la autoridad es ilegitima, y eso es uno de los puntos primarios que tiene que ver con el tema de seguridad”.

El general Gallardo coincidió con Jesús Robles Maloof y dijo que Colima está caminando para convertirse en un “Ciudad Juárez”, “el tema de la seguridad es complejo, pero lo he dicho otras veces, me pongo a disposición del gobierno de Colima para resolver este asunto, y una de las propuestas es la creación de la guardia nacional”.

Después refirió que la Constitución contempla para la seguridad dos fuerzas, una que es a los militares, y la otra que es la ciudadanía en pleno derecho de tener un arma para su defensa.

“Imagínate que en una colonia de Colima, la delincuencia sepa que todos los ciudadanos tiene un arma, si se la van a pensar”, dijo.

Por último refirió que en México existen 20 millones de armas ilegales, “hay 20 millones de personas armadas, tan es así que en Guerrero hubo un levantamiento de 500 personas por la falta de justicia, porque las autoridades no resolvían sus asuntos y estaban coludidas con la delincuencia”, concluyó.