Nuevos alcaldes asumirán Ayuntamientos endeudados y con altos índices de violencia

Colima, México, Avanzada (15/10/2018).- Este lunes 15 de octubre rendirán protesta los 10 nuevos alcaldes y sus cuerpos edilicios, para el periodo 2018-2021, y se encontrarán alcaldías con deudas que comprometen las finanzas municipales y altos índices de violencia.

En sesiones solemnes asumirán en el cargo cuatro presidentes municipales que obtuvieron el triunfo bajo el cobijo de la coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena, PT y PES; así como dos del PRI; dos del PAN e igual número de Movimiento Ciudadano.

A partir de este día, los ediles de Movimiento Ciudadanos, Leoncio Morán Sánchez y Felipe Cruz Calvario, asumirán los gobierno de la capital de Colima y Villa de Álvarez,

Manzanillo será gobernado por Griselda Martínez Martínez, quien obtuvo el triunfo por Morena, mismo partido al que pertenecen los nuevos alcaldes de Tecomán, Elías Lozano Ochoa, Armería, con Salvador Bueno Arceo, e Ixtlahuacán, con Carlos Carrasco Chávez.

Mientras que en Coquimatlán, gobernará el priista José Guadalupe Benavides Florián y en Minatitlán, su compañera de partido, Lilia Figueroa Larios.

Por su parte, el municipio de Cuauhtémoc, será gobernado por el panista Rafael Mendoza Godínez y en Comala, el panista José Donaldo Zúñiga Ricardo.

Los nuevos alcaldes enfrentarán una serie de complicaciones en sus primeros dos meses de gobierno, entre ellos, resolver el pago de los compromisos de fin de año de los trabajadores sindicalizados y de confianza, pues a pesar de que el dinero estaba presupuestado desde el inicio del año, la mayoría de los presidentes municipales salientes utilizaron el recursos para cubrir otros requerimientos.

En cuanto a la deuda pública, los pasivos de los cuatro municipios más grandes de la entidad, (Manzanillo, Colima, Villa de Álvarez y Tecomán) supera ya los mil millones de pesos.

Los registros contables y los reportes de las cuentas públicas, disponibles en las páginas de transparencia, muestran que la mayor parte de los pasivos son a corto plazo, es decir que deben pagarse en este ejercicio.

La deuda del municipio de Manzanillo, hasta el 30 de junio, asciende a 346 millones 750 mil pesos. De ese total, más de 224 millones son pasivos a corto plazo, toda vez que la deuda a largo plazo asciende a 122 millones 672 mil pesos.

Entre las cuentas a pagar a corto plazo, el ayuntamiento de Manzanillo debe 13 millones 930 mil pesos por concepto de servicios personales; 34 millones de peso a proveedores.

Igualmente adeuda 28 millones 643 mil pesos por participaciones y aportaciones; otros 83 millones de pesos por retenciones y contribuciones; así como 38 millones 378 mil pesos por cuentas a pagar a corto plazo.

Después aparece el ayuntamiento de Villa de Álvarez con una deuda de 332 millones de pesos, hasta marzo de este año, debido a que la información no está actualizada. Del total de su deuda, 277 millones 399 mil pesos son pasivos a corto plazo, aunque no se especifican los rubros en los que esa administración mantiene sus adeudos.

En el caso de Tecomán, su deuda, hasta mayo de este año, es de 207 millones 808 mil pesos. De esa suma, 54 millones 457 mil peso corresponden a los pasivos a largo plazo o deudas bancarias.

El ayuntamiento de Colima tiene adeudos por 164 millones 076 mil pesos. En este caso y de acuerdo a la página de transparencia, la totalidad de esos pasivos son a corto plazo.

Entre esos adeudos se encuentran los 96 millones 417 mil pesos que se deben pagar por concepto de servicios personales; 15 millones de pesos a proveedores; a contratistas otros 2 millones 606 mil pesos.

Armería también tiene graves problemas financieros, e incluso, en diferentes meses, el Ayuntamiento no ha podido cubrir el pago de energía eléctrica a la CFE y dicha paraestatal ha suspendido el servicio.

En Comala, el nuevo alcalde, Donaldo Ricardo Zuñiga denunció que el edil saliente le heredó basificaciones de trabajadores que pondrán en riesgo la estabilidad del municipio.

Además de las deudas, la mayoría de los municipios enfrentan graves problemas de violencia, principalmente Manzanillo y Tecomán, estos últimos considerados en los cinco primeros lugares de los municipios más violentos del país.

Villa de Álvarez fue reconocido recientemente como el peor lugar de Colima para ser mujer por la tasa de feminicidios, en tanto en la capital del Estado, los homicidios y robos con violencia a negocios se han disparado en las últimas semanas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*