Sin informar a nadie, en un año, Gobernador endeudó a Colima con 950 MDP

Avanzada, Colima, México (09/10/2018).- De forma discrecional, el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez contrató diversos créditos bancarios entre el 2017 y 2018 por un total de 950 millones de pesos, de los cuales 750 millones de pesos están catalogados como pasivos a corto plazo.

La información anterior se desprende del informe financiero del gobierno del Estado, desde enero hasta junio de este año. En esos meses, la secretaría de Finanzas, estableció, entre otras cosas, los compromisos financieros de la administración estatal.

La información muestra que, en noviembre de 2017, el gobernador Ignacio Peralta pidió al banco HSBC un crédito simple por 150 millones de pesos, el cual se tiene que pagar el próximo mes de noviembre, de acuerdo a los datos de la secretaría de Finanzas de la administración estatal.

Un mes después, en diciembre de 2017, volvió a recurrir a un crédito, también por 150 millones de pesos con el banco Interacciones, el cual debe pagarse en diciembre de este año. En la información, no se establece en qué invirtió el titular del ejecutivo el recurso.

Tres meses después del último crédito, el titular del Ejecutivo solicitó un nuevo empréstito por 350 millones de pesos con el banco Interacciones, este último fue contratado con una tasa de interés del TIIE +1.85 por ciento. El crédito simple se pagará con recursos propios del gobierno en marzo de 2019.

Mientras que en junio de este año, el gobernador recurrió nuevamente a un crédito bancario por 100 millones de pesos con el banco Interacciones, con una tasa de interés igual a la anterior. El pasivo se pagará con recursos propios en junio de 2019.

En la información de la secretaría de Finanzas no aparecen las causas que orillaron al gobierno estatal a contratar créditos a corto plazo, ni para qué se utilizó dicho recursos.

Mientras bajo el esquema de Cadenas Productivas, el gobierno estatal contrató dos créditos bancarios, el primero en marzo de 2017 y debió pagarse en marzo de 2018, por 100 millones de pesos con el banco Bajío. La tasa de interés fue del 3 por ciento y se liquidó en marzo de este año. El recurso se utilizó para pagar a los proveedores.

También para pagar a proveedores, en febrero de este año, se autorizó otro crédito por 100 millones de pesos con el banco Afirme, el cual deberá liquidarse en febrero de 2019.

Los créditos a corto plazo los ha utilizado el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez de forma discrecional, pues debido a que éstos son pagaderos en el mismo ejercicio fiscal, no necesita solicitar la autorización del Congreso para contratar los empréstitos.

A esos 950 millones de pesos, se le deberá sumar los 4 mil 700 millones de pesos, que el gobierno estatal contempla como pasivos a corto y largo plazo, además de los más de 700 millones de pesos que adeuda a la Dirección de Pensiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*